Montaje y Adapación

¡¡Muy buenas a tod@s!!

¿Qué tal estáis?

Nosotros estamos muy bien, poco a poco nos vamos adaptando a la vida del campamento, plantando las tiendas, montando y decorando las zonas de cada sección y el campamento con la ambientación general de este año, sobre Musicales.

Os dejamos algunas fotos del montaje, del montaje y del campamento.

Además de jugar y seguir decorando es el día en el que se preparan las cosas de las marchas, durante tres días los lobatos y cuatro las tropas iremos conociendo los misterios y los parajes que nos esconde Luzaga y los alrededores.

Las marchas han sido todo un éxito tanto lobatos, troperos, como rutas han podido disfrutar de los magníficos paisajes de Santa María del Espino, del Valle de los Milagros, además, de poder visitar las Cuevas de los Casares del Paleolítico a las que “Iker Jiménez” le dedicó un programa. Muchos ratos juntos en las alegrías y en las penas que nos hacen superarnos día tras día.Los pioneros tras realizar el camino de Santiago han vuelto muy contentos.

Y llegamos a la mitad del campamento y llega el tan esperado “Día de Padres” tras los buenos días y la eucaristía los chavales disfrutaron de un magnífico día con sus familias.

 

¡Nos vamos de campamento!

¡¡Por fin!! El evento más importante del Grupo Scout Calasanz está a punto de comenzar: en pocos días nos vamos de campamento a Luzaga y nuestros pioneros están ultimando sus mochilas y sus materiales para comenzar el Camino de Santiago.

Tanto equipos de scouters como de chavales han estado trabajando duro para planificar y preparar un gran campamento, que tendrá de todo: ingeniosas construcciones, preciosas marchas, actividades de todo tipo, reflexiones y momentos emotivos. ¡Y cuántas ganas tenemos de irnos!

En el campamento, el equipo de comunicación intentaremos manteneros informados con una entrada en la web cada tres o cuatro días, en la que incluiremos la marcha general del grupo y alguna sección, ¡incluyendo alguna foto!

Para cualquier cosa importante y/o urgente, las familias tenéis en la autorización un número de móvil.

Ya solo queda terminar algunos juegos, comprar el material y preparar la mochila. No olvidéis material importante: uniforme completo (vaqueros azules, botas montaña/trecking, camisa/polo), reloj, libreta y boli. Además, recordamos que el móvil está prohibido y que los pocos que lleven serán recogidos. Lo mismo para las chuches, allí nos alimentaremos de maravilla.

¡Empieza la cuenta atrás!

Acampada de Navidad Pioneros y Rutas

Hace unos días publicamos una entrada con la crónica de la acampada de navidad de manadas y tropas, que podéis ver aquí. Por su parte, los mayores de nuestro grupo también estuvieron de acampada: por un lado, las dos unidades viajaron a un pueblo de Alicante, mientras que la Comunidad Ruta estuvo en la Pumarica, tras unos años sin ir.


La acampada de unidades fue muy bien. Fueron a Alcoraya, a la granja escuela Teatro Loboligni, una casa rural muy grande y antigua, con buenas instalaciones para poder estar todos cómodos.

En términos generales, ambas unidades estuvieron con las cartas de unidad (cada una la suya) y con el proyecto personal, también revisado cada uno con su scouter. No obstante, y por cuestiones logísticas, las dos unidades están trabajando conjuntamente desde hace unas semanas. De esta manera, mantienen algunas cosas separadas pero la mayoría del tiempo conviven y curran unidas (vaya, las unidades unidas). De hecho, aprovecharon la calma de la acampada para desarrollar un poco la organización del camino de Santiago, que disfrutarán en verano. Para ello, los scouters les explicaron previamente cómo planificarse para un proyecto como ese. Además, también trabajaron con los pioneros los verbos, que son la metodología que llevan en esta etapa.

Las actividades que llenaron las mañanas y parte de las tardes fueron hechas por equipos mixtos, y llevaron preparados un montón de juegos y dinámicas. No faltó, por supuesto, un paseo (aunque no fuera una marcha en sí) por los alrededores de la zona.

whatsapp-image-2017-01-03-at-21-15-08

 

Por su parte, los rutas también disfrutaron de un precioso tiempo en comunidad en la Pumarica, con un buen rollo inmejorable. De entre las actividades que llevaron a cabo resaltan, como no podía ser de otra forma en ruta, las dos marchas que realizaron, subiendo a un pico de unos 2.300 metros, con sus correspondientes vistas del paisaje y los alrededores. Pese a que “triscaron monte” más de lo planeado, consiguieron llegar todos.whatsapp-image-2017-01-03-at-22-18-33

El resto del tiempo realizaron muchos ratos muy diversos, como un juego de pruebas por equipo, un ratito de estudiar basado en las necesidades estudiantiles, así como una dinámica por parejas para conocerse, en la que sus muchas preguntas y sus respuestas sorprendieron a aquellos que pensaban que lo sabían todo de sus amigos y colegas. Además, ellos mismos destacan lo bien que se lo pasaron organizando las comidas: todos ayudaron para comer como buenos rutas.

Queremos aprovechar esta entrada para resumir la transición hacia la agrupación ruta que está viviendo la Comunidad Polaris: como uno de los objetivos de los rutas en la nueva metodología es, precisamente, emanciparse y salir de los grupos (entre otras muchísimas cosas), los scouters dedicaron tiempo a hablar con todos ellos sobre su futuro scout, y muchos decidieron marcharse hacia mediados de noviembre. Así, nuestra comunidad cuenta ahora con 19 personas y 3 clanes, quedando poquitos de 2º año. No obstante, tienen la gran filosofía de que, sean muchos o pocos, van a aprovechar la ronda solar.

whatsapp-image-2017-01-04-at-11-05-14

Scouters de Pioneros

Para la próxima crónica de acampada tendremos que esperar a mitad de febrero, cuando tendrán lugar las convivencias que no pudimos realizar en noviembre. Mientras tanto, nuevas y diversas entradas nos esperan así que, como dice el lema scouts, be prepared!

Vela de insignias: Adrián González

La Vela de Insignias en un espacio que dejamos en cada campamento de verano para reflexionar, meditar y opinar abiertamente sobre nuestros valores como scouts y nuestra promesa. Para muchos es un recobramiento de fuerzas y motivación que cargamos durante el resto del año. Para otros, es el empujón y la iniciativa que faltaban para comenzar a actuar.

Adrián González, ruta de segundo año, nos leyó durante la vela de este año su crítica visión sobre el mundo en el que vivimos y nuestra función como scouts dentro de él. Nos incita a no quedarnos con los pies quietos y echar a correr.

Os invitamos a leerlo atentamente y reflexionar junto con él.

whatsapp-image-2016-11-19-at-21-17-33

Adrián en un final de etapa del Camino de Santiago.

UN MUNDO

Personalmente, no puedo imaginarme un mundo sin buenas personas que cuidan de los que le rodean. Que se ponen al lado del que lo necesita y alzan la mano para luchar por aquello que quieren.

No soy capaz de imaginarme un mundo donde la gente no trabaja en equipo, donde caminar y trabajar codo con codo sea un estorbo y no una actitud de compañerismo y cooperación.

Tampoco puedo pensar que exista un mundo en el cual la rutina y la sociedad absorban los proyectos y las ilusiones de tanta gente que sueña con hacer algo más de lo que dicta la corriente social.

Un lugar que sólo sirva para consumir y cubrir necesidades primarias sin tener un objetivo por el cual luchar para hacer al fin y al cabo un mundo mejor.

Por último, no quiero pensar un lugar donde las fronteras, el color o el pensamiento sea motivo de discriminación. Porque somos todos hermanos, somos todos humanos y somos todos un puño, una raza, como ninguna ha existido.

En definitiva NO PUEDO Y NO QUIERO pensar un mundo donde no exista un polo y una pañoleta; un símbolo y una intención. Un modo de vida que cada uno de nosotros ha aprendido desde que decidió emprender un viaje cuyo lema es y siempre será: servir al prójimo.

El escultismo me ha enseñado a amar y a respetar. Me ha abierto la mirada hacia la naturaleza, ésta que un día fue nuestra cuna y que hoy en día ha sido sustituida por una sociedad quizás demasiado urbanizada. Respetar y dejar el entorno mejor de lo que se encontró es lo que a mi parecer nos debe distinguir a todos y cada uno de los scouts del mundo.
Ser scout no implica llevar uniforme y salir de acampada, ser scout es una actitud, un lema, un camino de ejemplo para construir y mejorar todo aquello en lo que podamos colaborar.

Todos los que estamos aquí creemos que somos scouts, porque en un entorno donde todos pensamos igual es muy fácil serlo. Lo difícil es llevarlo al día a día, a la cotidianidad con tus amigos y compañeros donde la forma de pensar en muchos casos va en contra de lo que el escultismo enseña.

Yo pienso que cada mañana, cada tarde y cada noche pertenecemos a un objetivo mundial. Pertenecemos a un proyecto conjunto que Baden Powell empezó en el año 1907 y que hasta hoy esta presente en más de 155 países. Esto demuestra que nuestras ideas calan y que no somos los únicos. Hay millones de personas que con su mochila a la espalda y su promesa en el corazón luchan con sudor y mucho esfuerzo por seguir cumpliendo lo que BP un día nos enseñó.

Como conclusión y desde mi situación actual, pienso que la comunidad Ruta es una fase decisiva en toda vida de un scout. Aquí te das cuenta de si quieres o no seguir comprometiéndote con tu grupo y con la sociedad. Sin embargo pienso desde lo más profundo de mi conciencia de que todos y cada uno de nosotros somos candidatos y más que capaces de ser seguir el modelo de Baden Powell y de tanta gente que ha dedicado su vida al servicio de los demás.

Pioneros, Rutas, Kraal, Comité… os doy la buena nueva: la sociedad necesita un fin y creo que vosotros (…nosotros…) tenemos el deber, aunque sea desde otros movimientos y agrupaciones, de llevar el bastón de la marcha. Porque sino, ¿quién lo hará?

Muchísimas gracias por escuchar mis deseos y pensamientos. Espero que mi mensaje no sólo quede entre velas y meras palabras, espero que os haya hecho reflexionar en lo que un scout es, en lo que sois.

Scouts, siempre listos.

Entrevista de servicio: Ana de Toro

¡Hola a tod@s!

Hace unas semanas publicamos las entrevistas de Marillanos y Patri Pardo. ¿Os apetece leer a otra ruta contándonos su experiencia de servicio en un voluntariado? ¡Allá vamos!

Hoy tengo el privilegio de presentar a Ana de Toro, ruta de 1º del Clan Egeo . Se nota que Ana, así como otros de su generación, han esperado un año más para pasar a la Ruta, y que una vez dentro han aprovechado bien el tiempo: en cuanto tuvo oportunidad, escogió un ámbito social y ha estado trabajando en él gran parte del año. Os dejo con una gran entrevista.

DSCN0675 (2)


Primero de todo, nos gustaría conocerte: ¿cuántos años tienes?, ¿a qué te dedicas (estudio, trabajo)?, ¿cuántos años llevas en los scouts y cuál ha sido tu trayectoria?

Me llamo Ana de Toro, tengo 17 años y soy estudiante de 2° de bachillerato en la Escuela de Arte de Albacete.

Llevo con este ya 7 años en el grupo: entré en la tropa Mafeking, pasé a la unidad Brownsea y ahora estoy en la comunidad ruta Polaris. Además, empecé en el taller de guitarra como alumna en primero de pionero, y en segundo de esta rama lo comencé como profe.

Con respecto a las ramas, creo que cada etapa tiene sus cosas buenas, que todas, aunque eches de menos las anteriores, te aportan algo súper valioso. No podría nunca elegir tan solo una de ellas, porque actualmente soy una suma de todas.

DSCN0102 (1)

Ana y Carmen, rutas

1. Estupendo. Vamos al tema: ¿cuál es tu proyecto de servicio? ¿en qué consiste? Cuéntanos un poco del sitio donde estás actuando, y qué labor haces tú.

Pues este año he iniciado un proyecto de servicio diferente al que realizaba el año pasado, pero continúo en el ámbito de la infancia.

El año anterior, durante 2015, desde enero hasta julio, estuve en el hospital, en la planta de pediatría con AECC, donde pasaba dos horas semanales jugando con los niños que ese día estuvieran ingresados; pues, dentro o fuera del hospital, siguen siendo niños.

Actualmente estoy en Cáritas, en el programa de infancia, particularmente en el barrio de Hermanos Falcó (las quinientas). Este año mi labor consiste en ser profesora de apoyo de un niño durante dos horas semanales, pues era en el ámbito donde más hacía falta, siendo también el que más me gusta. Creo que la educación desde pequeños es súper importante, en el aula y fuera de ella.

 

2. Qué interesante. Pero, ¿cómo se te ocurrió hacer este voluntariado? ¿Por qué has elegido este ámbito, y no otro? ¿Cómo conociste esta asociación? ¿Qué realidad social, qué necesidades presenta? ¿Por qué te llama la atención y te gusta?

El objetivo ruta, tal y como reza su lema, es SERVIR, así pues decidí volver a implicarme en un voluntariado.

Desde pionero ya habíamos colaborado alguna vez con Cáritas, y personalmente los niños me encantan; así pues, ¿por qué no juntarlo? Conocí esta parte de su labor en una charla informativa que nos dieron a la Comunidad en Camino con la Comunidad Semilla, y en enero comencé el voluntariado.

En mi parte de labor, colaboro en la necesidad escolar de niñ@s (en mi caso de primaria) en su mayoría en situaciones precarias; es decir, suelen tener una economía más bien baja, falta de recursos y ayudas, para lo que Cáritas predispone soluciones, como en este caso el apoyo escolar: colaboro en su necesidad escolar, apoyo con las materias, explicarles todo aquello que aún desconocen y ayudarles con los deberes y la tarea.

Y me llama la atención porque desde pequeña he ido al colegio de mi tía a ayudarla con los niños pequeños, siendo además en un barrio y ambiente muy similar al que ahora me encuentro. Me encanta la educación, y sin duda es mi segunda opción a la hora de escoger la carrera universitaria.

DSCN3455 (1)

Ana (abajo derecha) con parte de su comunidad ruta en el Foro Ruta 2015

3. Genial. Nos gustaría hablar un poco más a nivel persona, ¿te parece? Pues bien, ¿cómo te sentiste al comienzo de este proyecto? ¿Cómo te sientes ahora, qué te hace sentir, qué te mueve por dentro?

Pues, a decir verdad, el primer día estaba súper nerviosa, no sabía cómo enfrentarme a dar clase a un niño yo sola, pues no estoy estudiando magisterio ni nada por el estilo.

Pero ahora súper cómoda. Los niños nos tienen como un modelo de referencia más en su vida, pues son niños que en general tienen carencias familiares de algún tipo, y ver que tú vas a posta a ayudarlos, a pasar tiempo con ellos y a prestarles atención, eso lo valoran muchísimo.

Es algo súper gratificante, el ver que mi tiempo puede mejorar el futuro de esos niños.

4. ¿Qué te aporta? ¿Qué recibes de lo que allí das?

Me aporta energía y ganas de seguir cambiando el mundo, que es el fin último de todo scout: dejar el mundo mejor de como lo encontramos.

Creo que cada día aprendo yo más de los niños que ellos de lo que yo les explico: su inocencia, sus ganas de comerse el mundo con su alegría, su energía, sus sonrisas…

 

5. ¡Qué nivel! Te agradecemos muchísimo que nos hayas contado tantas cosas. ¿Quieres despedirte de alguna forma? ¿Unas últimas palabras para quien nos lee?

Me gustaría terminar diciendo que hacer un voluntariado, un servicio a los demás, es lo más bonito y gratificante que he hecho en mi vida. Es algo que todo el mundo debería hacer, hay miles de ámbitos y posibilidades distintas, no vale la excusa de que no hay nada para mí.  Es algo que no cambiaría por nada.

IMG-20151011-WA0010 (1)

Ana con su Comunidad Ruta en un Navalón 2015


Hasta aquí la entrevista con Ana. Ella está comprometida con el proyecto de apoyo escolar del Programa de Infancia de Cáritas. Hay otros ámbitos y servicios distintos dentro de Cáritas, y con suerte os presentaremos en un futuro la experiencia de alguien que esté o haya estado en ellos.

Buena caza y largas lunas.