Misión “Echar raíces”

Hace unos días os contamos en una entrada lo que era una misión de tropa. Os la dejamos aquí para que le echéis un vistazo.

Hoy, Clara, la guía de los lobos de la tropa Mafeking, nos habla de la misión que realizaron hace unas semanas. El nombre que le pusieron, “Echar raíces”, demuestra que saben combinar perfectamente ser payasos con currar y lograr cosas guays. A ver qué nos cuenta.

Las misiones son las actividades que decidimos hacer la tropa para ayudar a los demás.

Como misión, los lobos elegimos plantar pinos para ayudar al medioambiente porque, como dice la ley scout, el scout ama y protege la naturaleza, entonces nos pareció bien hacer este servicio y más aún realizarlo en La Casita ya que solemos ir mucho allí.

En La Casita nos dividimos en 12 grupos, que era el número de árboles que había (seis olmos y seis pinos). Entonces la patrulla de los lobos explicamos cómo se plantaban y ya cada grupo hizo lo aprendido en sus respectivos lugares de la pista americana, el cual era el lugar que Manolo dijo.

Troperos plantando un olmo

Para preparar la misión, nos organizamos en tres grupos:

  • El primero tenía que informarse y conseguir los árboles. Estaba formado por Luis y Rafa.
  • El segundo estaba compuesto por Trini y María y su misión era buscar un lugar para poder plantarlos, que resultó ser La Casita.
  • El tercero se encargaba de explicar cómo plantarlos y ayudar a los grupos, era el cometido de MªCarmen Clara y Sofía.

Del trabajo aprendimos a cuidar la naturaleza, fomentamos la comunicación y el trabajo en equipo.

Dicho y hecho. La tropa propuso tantas ideas de misiones que sus scouters decidieron que se podían llevar todas a cabo, si cada patrulla se encargaba de una. ¡Se han organizado y no paran de vivir nuevas experiencias! Ya os contamos cuando fueron a la Casita a hacer servicio, ¿cuál será la siguiente?

Troperos y scouters trabajando juntos

Haciendo servicio en La Casita

El otro día estuvimos hablando sobre los proyectos que están llevando a cabo las diferentes secciones. Nos supo a poco.

Además, el equipo de comunicación queríamos contar más con los chavales en nuestras entradas. Por ello, les hemos pedido que nos escriban sobre lo que están viviendo. En este caso, los troperos de la Mafeking, aprovechando que han llevado a cabo sus misiones. ¿No sabes qué son? Esther nos lo cuenta y nos explica cuál es la que su patrulla prepararon:

Las misiones son unas actividades que proponemos toda la tropa para hacer un servicio hacia los demás.

Los halcones decidido hacer un voluntariado en la Casita para, de alguna manera, agradecer y ayudar en ella, puesto que ellos han hecho muchas cosas por nosotros durante muchos años.

Nosotros los pasamos muy bien realizando las diferentes tareas que nos repartimos para hacer: entre ellas se encontraban por ejemplo recoger ramas del suelo, puesto que había nevado y estaba todo lleno; pintar algunas vallas y puertas de la zonas de los animales, barrer partes de la Casita… Tuvimos la suerte de que nos ayudó la tropa Impeesa porque  había mucho que hacer y nos vino bien la ayuda.

Para organizarlo todo, primero tuvimos que llamar a Manolo para contarle todo lo que teníamos previsto y que nos dijera fechas; tras decidir una fecha y confirmar las personas que iban, volvimos a contactar con él para comunicarle todo y finalmente ir.

El valor más fundamental que aprendimos supongo que fue el trabajar en equipo para conseguir un mejor resultado y mas rápido.

Efectivamente, las misiones son actividades y proyectos con la mirada puesta en nuestro alrededor, con el objetivo de conocerlo y quizá actuar en él. Son la mejor forma para los chavales de descubrir lo que hay más allá de sus deportes y amigos, aunque quizá esté a pocos metros de su casa (ya sea una residencia de ancianos, una sede de Cáritas o una protectora de animales).

Clara, otra tropera, nos contaba en relación a este servicio que:

“Ayudamos a los trabajadores de La Casita, facilitándoles el trabajo que tenían que hacer, porque entre treinta personas lo hicimos más rápido que entre las pocas personas que son allí, y así nos pusimos en su piel y nos dimos cuenta del esfuerzo que tienen que hacer para que cuando vayamos esté decente.”

En las próximas entradas, los chavales os irán contando qué ámbitos han decidido explorar este año, y qué tal les ha ido. Por lo pronto, queremos agradecer una vez más a la Casita, a Javier y a Manolo su disponibilidad y confort, lo que hace que para muchos de nosotros, ese hogar sea nuestra segunda casa, a la que le tenemos mucho cariño. En ella, hemos vivido momentos que no olvidaremos nunca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

Marchas de manadas y tropas

Tras unos días desde la primera entrada sobre del campamento, haremos un par de publicaciones sobre las diferentes marchas que han hecho las secciones: y es que ¡solo han hecho la misma las manadas y las unidades!

En común, todas tienen que la mayoría de los días han podido disfrutar de pozas, piscinas naturales o zonas de baño para refrescarse después de la cansada y calurosa jornada de caminata. Hoy hablaremos de las marchas de manadas y tropas, y en un par de días subiremos otra entrada en la que os contaremos acerca de las “odiseas” de pioneros y rutas.


  En primer lugar, las manadas hicieron una marcha de tres días por la senda de las cinco villas que completa Mombeltrán, el pueblo en el cual se encuentra el campamento. Ambas manadas han caminado muy bien, y estamos muy orgullosos de ellas.

WhatsApp-Image-20160724 (3)WhatsApp-Image-20160724 (2)

El primer día pudieron disfrutar de unas estupendas pozas al lado del pueblo, Cuevas del Valle, así como de unos macarrones con carne que supieron a gloria, después de horas de andadura bajo el sol, que completaron como unos campeones. Asimismo, hicieron una buena acción encontrando al dueño de un perrito que se había perdido. Luego se durmieron mirando las estrellas.

WhatsApp-Image-20160724

El segundo día descansaron en el centro cultural de Santa Cruz del Valle, donde jugaron a príncipes y princesas, hermanando ambas manadas; disfrutaron de las vistas y se tomaron un merecido helado, pagado por sus cuotas semanales. Su entrada triunfal la mañana del tercer día les permitía descansar y prepararse para el “grueso” del campamento.

WhatsApp-Image-20160724 (1)

Por su parte, las tropas hicieron dos marchas distintas, algo fuera de lo habitual, pero con sentido: la Impeesa aprovechó para hacer su Aventura en un multiaventura que hay cerca de aquí, con puentes bastante altos; la actividad, pese a ser después de un rato previo de marcha, les gustó un montón.

WhatsApp-Image-20160719

Además, su marcha fue de cuatro días, en los que pudieron disfrutar de auténticas maravillas de la naturaleza, con piscinas naturales chulísimas. Sufrieron algunas bajas por enfermedad digestiva, pero eso no mermó el ánimo general, que caminó hasta el final y se hizo escuchar en el comedor, a la mañana del cuarto día, bajo sus míticos cánticos de Impeesa.

WhatsApp-Image-20160719 (1)

 

Para terminar, la Mafeking hizo una marcha de tres días, bonita y variada: un primer día duro, con cuestas muy pronunciadas, sirvió para unir a la tropa, que animaba a quien más flojo se sentía. Los generosos tiempos libres y una actividad muy interesante de integración hizo que volvieran al campamento fortalecidos como grupo. No faltaron pozas y zonas de agua para divertirse y refrescarse.

WhatsApp-Image-20160720

Aventura Tropa Mafeking

La Tropa Mafeking ha realizado este año dos Aventuras: dos actividades trabajadas enteramente por los chavales, con la guía y apoyo de sus scouters. La primera aventura consistió en la preparación de una sesión de juegos a los niños y niñas del programa de infancia de Cáritas Albacete, y salió genial.

En este tercer trimestre, trabajaron una salida con Multiaventura, que finalmente realizaron en la Casita, con todo lo que esta nos ofrece. La salida fue un éxito, la tropa se unió, cada uno trabajó su parte y la motivación de cara al campamento de verano aumentó.

Para recordar todo lo que vivieron, hicieron uso de una cámara de fotos y una de vídeo. Miguel Ángel, tropero de 2º, con tres años en la tropa, decidió un día hacer un montaje con todo el material audiovisual. Hablé con él sobre la razón del vídeo, a lo que me respondió:

Hice el vídeo porque me parecía una manera de expresar lo que somos: una tropa, capaz de hacer grandes cosas con pequeñas acciones. En este caso fue una acampada solo por la Mafeking.

Esto significa que trabajamos en equipo para conseguir nuestros objetivos, y que no nos importa lo lejos que esté la meta si no lo lejos que estemos de otros.

El vídeo resultante lo podéis ver tanto en YouTube como en Vimeo.

Definitivamente, trabajar con jóvenes es mágico, por cosas como esta. Siempre listos.

Pascua Manadas y Tropas

¡Hola a todos!

Esta Semana Santa celebramos la Pascua con dos Acampadas, ambas en la Casita: del 19 al 22 estuvieron Manadas y Tropas, y del 24 al 27 pioneros y rutas. Hablaremos en esta entrada de la primera.

Lobatos y troperos disfrutaron durante cuatro días de una versión light de la Pascua que celebramos, por ser un grupo del Movimiento Scout Católico. Los scouts sonreímos ante las dificultades, y pese a una débil e intermitente lluvia, jugamos y vivimos tanto como pudimos.

De entre los ratos comunes que tuvimos, destacamos a Lucía de la Seeonee, que hizo de Jesusa el Domingo de Ramos, montada en el burro; los ratos de vídeo – reflexión que preparó Hathi de la Seeonee, con el objetivo de aprender a pensar en los demás; y como no, las comuniones de Ángel de la Seeonee y Manuel de la Mafeking.

La manada Seeonee, de entre sus muchas actividades, destaca un rato de bailes con vídeos del Just Dance, en el que todos pudieron expresarse a través del cuerpo, perder el miedo y la vergüenza, y sobre todo reír y disfrutar muchísimo. Aparte, están muy contentos con el trabajo que realizaron en el huerto.

La otra manada, la Khanhiwara, tenía tantas cosas que aún le faltó tiempo para hacerlas todas… ¡ya para el campamento de verano! Aún así hicieron Multiaventura, actividades chulísimas entre seisenas; o un furor con la tropa Mafeking, a la cual pasarán los mayores de la manada.

Por su parte, las Tropas no perdieron el tiempo. 9 personas de la Mafeking hicieron su promesa de tropa, acto que les motivará, como ellos dijeron, para ser mejores scouts y mejores personas. Además, ellos destacan una actividad de Acrosport, ¡y un Master Chef en el que prepararon, cocinaron al horno y disfrutaron de unas suculentas pizzas!

La Impeesa disfrutaron del nuevo albergue de la Casita, donde vieron bien acurrucados la película “En busca de la felicidad”, tuvieron ratos de cantos y guitarra, e hicieron mucha piña. Hicieron unas charlas por generaciones, junto con la otra tropa, de temas que les interesan a cada edad: resaltamos a Clara, que buscó una información muy interesante para los de 3º sobre originalidad y personalidad en la forma de vestir.

Las fotos de todo lo vivido están en los distintos Flickr de cada sección, a los que podréis acceder desde la Galería de Fotos de esta web con la contraseña que os hemos facilitado. Os anticipamos algunas aquí.

Buena caza y largas lunas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.