Convivencia de troperos

¡Buenos días a todos!

¡¡Estamos de vuelta con más noticias!! Este fin de semana, las tropas Impeesa y Mafeking han estado de convivencia en La Casita. Nuestros troperos han estado solo dos días, sábado y domingo, pero seguro que ha sido un fin de semana increíble rodeados de naturaleza y fe. 

A lo largo de la convivencia, los responsables prepararon dos catequesis con ayuda de nuestro consiliario Javier Olaso que trataban una sobre el amor que nunca elegí, en la cuál se habló del concepto de familia y lo que representa para que pudiéramos darnos cuenta poco a poco de cómo tratábamos a nuestros padres, del tiempo que pasábamos con ellos y sobre todo de los caprichos que nos hacían ser egoístas. La otra charla tenía como tema: Partir de lo que somos. Principalmente se habló de que, durante nuestro día a día, nos ponemos una serie de máscaras con distintas personas, y de que hay distintas maneras de vivir la vida. Junto con Olaso también hicimos un penitencial y una misa.

Además de estos ratos para trabajar la fe, estas dos secciones hicieron sus correspondientes actividades preparadas por las patrullas. 

La tropa Impeesa realizó numerosas actividades de correr. Nuestros troperos jugaron al quiddich (veasé lo fan de Harry Potter que somos) y al “colbol”, que es un juego muy chulo que descubrimos hace poco y con el que nos lo pasamos genial. Pero, no todo iba a ser correr, también una de nuestras patrullas preparó un rato para conocernos mejor y sacar cosas a mejorar tanto dentro como fuera de la tropa. 

Por su parte, la tropa Mafeking, tras el rato de reflexión junto con la Impeesa, no pararon de jugar al fútbol y voleibol con muchas ganas y acabaron agotados. 

Ya por la tarde y tras el segundo rato junto a la tropa Impeesa, los troperos de la Mafeking realizaron un suculento Masterchef, preparado por la patrulla de los linces. Antes de cenar y para hacer hueco nuevamente en el estómago, los halcones hicieron divertirse a la tropa con unos ingeniosos juegos de magia.

Para terminar el día, un “qué pasó” versión misterio preparado por la patrulla de los lobos. El domingo, para cerrar la convivencia por todo lo alto, les tocó el turno a los osos y los ciervos, quienes habían preparado un partido de lacross y una gymkana respectivamente.

Estamos seguros de que estos dos días les sirvieron a nuestros troperos para desconectar, estirar las piernas antes de volver a casa y con ganas de seguir adelante en este segundo trimestre.

Ya que ninguna de las dos secciones realizó ninguna foto, os dejamos una frase significativa de nuestro fundador Baden Powell para que os sirva para reflexionar un poco. 


Pronto vendremos con más noticias, pero mientras tanto… ¡no nos echéis de menos! 🥰🥰